La nueva herramienta de los árbitros es cada vez más usada

La tecnología, desarrollada en Argentina, consiste en un spray que permite al árbitro y a sus asistentes el marcaje de la posición del balón y de la barrera en las faltas de fútbol, poco a poco se va extendiendo desde Argentina a todo el mundo.

Inventado por el periodista deportivo argentino Pablo Silva, el aerosol está diseñado para que los árbitros puedan marcar sobre el terreno de juego una línea blanca a una distancia de 9,15 metros para que los jugadores de la barrera de una falta la respeten y no la crucen. También es usado para delimitar el área donde posicionar el balón para al saque de la falta.

Pablo Silva, el creador de este invento, tuvo la idea cuando jugando un torneo de ex-alumnos, su equipo no pudo anotar un tanto en un tiro de una falta en uno de los partidos importantes para su equipo al estar la barrera demasiado cerca. A pesar de sus quejas, el árbitro no permitió la repetición de la falta y lo expulso. En ese momento decidió que debía hacer algo para que esto no volviese a ocurrir.
Este spray se empezo a utilizar en la primera división de Argentina en la temporada 2008/09 y de ahí su uso se ha extendido, entre otras, a la liga brasileña y a la Copa América. Este año está previsto que se utilice también en Mundial Sub 20 en Turquía y si todo sale como se espera, se utilizara en la Copa del Mundo de Brasil 2014.
Este spray, técnicamente llamado aerosol evanescente, consiste en un pequeño spray de unos 12 cm y 165 ml, que tanto el árbitro como los árbitros asistentes llevan sujeto al pantalón utilizando una correa diseñada a tal fin. Al utilizarlo deja una marca de color blanco que no es dañina ni para las personas ni el césped y que se desvanece en el aire después de entre 45 y 120 segundos sin dejar rastro alguno. Puede ser aplicado indiferentemente en césped natural, césped artificial, tierra y cemento.
El árbitro es quien decide cuándo se debe utilizar, que generalmente será siempre que pite una falta con barrera y en especial las acaecidas en las inmediaciones del área. En el protocolo de uso, se recomienda marcar primero la posición del balón y después contar los nueve metros con quince reglamentarios para hacer una nueva marca de entre dos y tres metros para ubicar la barrera.

El uso de este spray arbitral facilita la ejecución de los deberes de los árbitros y ha tenido un impacto positivo en el fútbol. Evita los habituales conflictos sobre la ubicación de la barrera defensiva y la posición del balón en el lanzamiento de las faltas, disminuye la pérdida de tiempo en el disparo de faltas y favorece la fluidez del juego.
Es importante destacar los beneficios del uso del spray, su uso fomenta el “fair play” ya que evita todo intento de obtener ventaja ilegitima, garantiza la equidad competitiva al facilitar a los árbitros hacer cumplir el reglamento con mayor eficacia y promueve las condiciones de equidad defendidas en las reglas de juego.

El avance de la tecnología aplicada al fútbol, como la repetición instantánea, la tecnología de línea de meta o el aerosol evanescente, cambiará en poco tiempo la concepción actual que tenemos del arbitraje en el fútbol